Tushita cumple veinte años

Homenaje a Kiko Segura.

Durante 2015 Tushita cumple veinte años en la FPMT. Tushita es un centro de retiros que se encuentra ubicado en el corazón del Parque Natural del Montseny, una región del sur de Europa que se caracteriza por su extraordinaria biodiversidad, su peculiar belleza mediterránea y los rastros de una rica historia cultural. Para quienes conocemos el centro, “Tushita” es simplemente Tushita, un lugar que muchos consideramos “mágico”, donde encontramos el sosiego del que se nutre la esperanza, y el gozo con el cual nos envuelve la belleza que lo circunda. Para quienes formamos parte de Tushita, sea como estudiantes, docentes, voluntarios, colaboradores, administradores del centro o simplemente “amigos de Tushita”, el centro es, en muchos sentidos, un hogar, un lugar donde regresar después de las difíciles batallas cotidianas, un refugio donde reencontrarnos con esas verdades que nos inspiran y nos conmueven.

Debido a su proximidad con las ciudades de Barcelona y Girona, y su accesibilidad (pese a estar situado en un paraje relativamente aislado, propicio para las prácticas contemplativas), el centro ofrece a muchos estudiantes un espacio privilegiado donde ahondar en sus meditaciones.

Todos los centros de la FPMT tienen una historia que merece ser contada. El centro Tushita en España no es una excepción. Por esa razón, aprovechando el espacio que nos brinda la revista Mandala, decidimos hacer llegar a nuestros hemanos y hermanas de la FPMT alrededor del mundo nuestra alegría por este cumpleaños que estamos festejando, al tiempo que recordamos y honramos la memoria de quien imaginó y llevó adelante este proyecto durante muchos años. Recordar a Kiko Segura, y agradecer a Beatriz Guergué, además de felicitar a todos los miembros pasados, presentes y futuros que formaron, forman y formarán parte de la familia de Tushita, nos ayuda a  valorar la profunda interdependencia de nuestras vidas, los complejos itinerarios que hacen posible la virtud en nuestro mundo.

En 1995, después de un largo viaje a India y Nepal, y la feliz visita de Lama Zopa a España el año anterior, en el cual el futuro centro tuvo la buena fortuna de recibir la transmisión y comentario de “La rueda de las armas afiladas” de Dharmarakshita, por Lama Zopa, Kiko y Bea decidieron renunciar al proyecto en el cual habían estado trabajando durante la última década (un centro de colonias dedicado a la educación y promoción del entorno natural del Montseny), para emprender la tarea de establecer un centro de retiros que expandiera la visión de la FPMT en Catalunya.

Desde entonces han visitado el centro muchos Lamas, y muchos otros docentes del Dharma nos han enriquecido con sus enseñanzas, acompañándonos en el proceso de nuestra propia educación y la promoción de una educación fundada en la sabiduría de la interdependencia y el amor. Muchos estudiantes han elegido al centro como lugar de refugio para emprender sus prácticas individuales o participar de nuestras prácticas comunitarias.

En 2011, después de una larga enfermedad, falleció Kiko, nuestro primer director, quien generosa y silenciosamente nos fue pescando aquí y allá para que fuéramos parte de este feliz proyecto que hoy cumple veinte años.  Para quienes de un modo u otro lo acompañamos durante su último año de vida, o tuvimos la fortuna de reencontrarnos con él durante ese tiempo de convalecencia, Kiko demostró una fortaleza espiritual acorde con la templanza y la generosidad que había mostrado a lo largo de toda su vida. Fue una fuente de profunda inspiración, una ejemplo de coraje y confianza en las enseñanzas que había aprendido a amar y con las cuales estaba plenamente comprometido. Bea, su compañera de vida durante más de treinta años, recuerda sus últimas horas como una expresión de paz, confianza y generosidad. Para nosotros, Tushita estará siempre asociada a la amistad y empeño de este hombre, que supo ganarse los corazones de todos nosotros con su sencillez, y su dedicada obstinación por transformar sus perspectivas y actitudes.

Los festejos de este año son por ello una conmemoración de la vida y la obra de Kiko, con quien nos encontramos a cada paso. Porque en los rincones de este centro están sus manos, sus ojos, sus cuidados. Él, junto a Bea, fue quien supo hacer de este lugar el bello oasis que se abre a nuestra experiencia cuando descendemos el empinado camino que nos sumerge en el valle que habita.

Por supuesto, Tushita no es una isla solitaria. Junto con otros centros y grupos de la FPMT-Hispana, forma parte de un archipiélago bien comunicado, diseminado a todo lo largo y ancho del territorio de la península ibérica, el cual, a su vez, se encuentra engranado en una red de monasterios, centros y grupos de estudio en los cinco continentes, tejidos compasiva y sabiamente por nuestros maestros espirituales, cuya tarea es preservar y transmitir las enseñanzas del Mahayana.

La hermenéutica budista señala que es posible distinguir lo que es universal en las palabras del buda, de sus expresiones culturales. La verdad última y universal que conjuga lainterdependencia y la vacuidad tan elocuentemente enseñada por el Buda siempre se expresa en lenguas históricamente determinadas. Todos los centros y grupos de estudio de la FPMT-Hispana, así como todos los otros centros y grupos de estudio de la FPMT en los cinco continentes, tienen la responsabilidad de facilitar la comprensión íntima del Dharma en las lenguas nativas, mostrando su relevancia en la experiencia concreta, histórica y culturalmente determinada de las sociedades y los individuos con los cuales dialoga.

El centro de retiros Tushita está comprometido enteramente con esta misión. Además de proveer un espacio de silencio apto para la reflexión y la meditación, y ofrecer una comunidad de acogida que sirva como refugio a los estudiantes de todo el mundo que se acercan a nuestra puerta, Tushita anhela convertirse en un centro de estudio y debate donde maestros, académicos, científicos y meditadores encuentren condiciones favorables para compartir sus descubrimientos, en el marco de una auténtica amistad espiritual, fundada en el respecto, en el amor y en la compasión. 

Tags